martes, 2 de marzo de 2010

Las tres teorías del humor

Existen infinitas teorías que intentan explicar las motivaciones individuales del humor, pero se las puede agrupar en tres grandes: teoría de la superioridad, teoría del alivio de tensiones y teoría de la interpretación de incongruencias.

1. La teoría de la superioridad es quizás la más antigua, puede rastrearse hasta Platón y Aristóteles. El humor nos permite sentirnos superiores frente los demás o frente a nosotros mismos. Quien lo expresó directamente y con mayor claridad fue el filósofo inglés Thomas Hobbs en su obra On nature:

"The passion of laughter is nothing else but sudden glory arising from sudden concepction of some eminnecy in ourselves by comparison with the infirmity of others, or with our own formerly"
Esta teoría se puede utilizar para explicar la enorme cantidad de chistes, bromas y burlas sobre personas con defectos, que comenten errores o sufren accidentes.

2. La teoría del alivio de tensiones se puede dividir en dos, el aspecto físico y el aspecto psicológico. Desde el punto de vista físico, varios estudios médicos señalan las virtudes saludables que tiene el acto de la risa para el cuerpo humano, aliviando tensiones musculares, limpiando la ventilación, etc. Desde el punto de vista psicológico, se puede ver al humor como una forma de aliviar tensiones emocionales y sociales, tal como lo expresa Sigmund Freud en El chiste y su relación con el incosciente. Para Freud los chistes funcionan de forma similar a los sueños, permiten expresar los deseos reprimidos del inconsciente de un modo socialmente aceptable.

3. Según la teoría de la interpretación de incongruencias, el humor es la forma que tenemos de lidiar con aquello que no encaja con la lógica racional. Nos puede hacer gracia lo que se percivimos como irracional, paradójico, incoherente, falaz o inapropiado. Como diría Groucho Marx: "Humor is reasoning gone mad".

Nótese que las tres teorías no necesariamente se contradicen. Un mismo chiste puede ser explicado desde los tres puntos de vista. Por ejemplo la frase de Woody Allen: "No querría unirme a ningún club que me tuviese a mí como miembro". Superioridad: burla hacia los clubes excluyentes o hacia sí mismo. Alivio de tensiones: disminuye el estrés que genera el rechazo de esos clubes (viniendo de Woody Allen se lo puede entender en el contexto del antisemitismo, su miedo neurótico a que lo excluyan por judío, en referncia los clubes antisemitas). Incongruencias: la frase es inherentemente contradictoria.


Resumen parcial del artículo: Lynch, Owen (2002). Humoros Communication: Finding a Place for Humor in Communicarion Research, Communication Theory, 12, 423-45

7 comentarios:

  1. Se te escapó un "percivimos". Por otra parte, según Wikiquote, la frase famosa del ejemplo no es de Woody Allen, sino de Groucho Marx: http://es.wikiquote.org/wiki/Groucho_Marx

    Muy interesante el artículo. ¡Gracias! :-)

    ResponderEliminar
  2. Sí, la frase es de Groucho, y Woody la cita al principio de Annie Hall (dice que el chiste de Groucho es, en su opinión, uno de los chistes clave sobre la vida).

    Muy bueno el artículo. ¿Tenés el enlace a la fuente original?

    ResponderEliminar
  3. Es gracioso, porque Allen le da una vuelta de tuerca de más a la frase y dice que, si bien se le atribuye a Groucho, él cree que es original de Freud en relación con su propio subconsciente. Uno no se imagina a Freud contando chistes, claro, pero sin duda el humor fue un tema del que se ocupó, sobre todo en el libro "El chiste y su relación con lo inconsciente", donde habla de los mecanismos del humor. En el artículo de Wikipedia hay un enlace al texto completo. Recuerdo haber visto el libro en casa de mis padres, pero nunca lo leí. Por si algún valiente se atreve, hay que situarse en los tiempos de la primera tópica freudiana (inconsciente, preconsciente y consciente), antes del asunto del Ello, el Yo y el Super Yo, que vendría bastante después.

    ResponderEliminar
  4. En una nota al pie se aclara eso que dice DJ Nietzsce más arriba. Considerando que por ello el chiste es atribuible tanto a Groucho Marx como a Woody Allen, el autor elige a Allen. Me parece que lo hace para potenciar la explicación de la teoría de la liberación de tensiones, ya que el neurótico Woody Allen hace más fuerte la conexión con Freud.

    ResponderEliminar
  5. Sobre la autoría original de la frase:

    En la autobiografía "Groucho y yo" (que tengo en la estantería encima del ordenador, y que se publicó antes de que Woody filmara Annie Hall), concretamente en el capítulo 26 (traducido en mi edición como "Meteduras de pata") Groucho explica que mandó un telegrama con esa frase a un club que lo había admitido recientemente. Por lo visto él esperaba ir a ese club a hablar de figuras del teatro y la literatura, y se econtró con algunos tipos montando una timba y otros hablando telefónicamente con mujeres "que resultaron ser esposas de otros miembros del club". La frase se le ocurrió cuando uno de los miembros dijo que estaban aceptando a unos socios que daban asco.

    En cualquier caso, está bien el uso que le da Woody en la película (sobre todo en la que explica por qué se hastió de su primera mujer), y es muy probable RTB que tengas razón, y que precisamente por ese motivo se prefiera citar a Allen. Desde luego da mucho más juego "freudiano" en el contexto de Annie Hall que en el de la anécdota que narra Groucho.

    ResponderEliminar
  6. Que onda, encontré tus blos desde Inciclopedia, visita los mios cuando gustes

    ResponderEliminar
  7. Hola!!

    Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.com

    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Catherine

    ResponderEliminar