miércoles, 18 de noviembre de 2009

Cuestión de expectativas

En la película Idiocracy (2006), Joe es congelado durante un experimento militar y despierta en un futuro lejano donde la humanidad ha evolucionado a un nuevo grado de decadencia intelectual, donde como lo indica el nombre de la película, reina la idiotez. El séptimo arte tampoco se salva del deterioro, en la nueva sociedad los idiotas disfrutan viendo una película cuya única escena consta de un par de nalgas en primer plano, emitiendo pedos durante toda la duración del film.

En la realidad, no hace falta viajar en el tiempo para encontrarnos con semejantes joyas de la industria cinematográfica. Con Disaster Movie ya se llegó a ese mismo nivel en el 2008. La encontré entre las cien peores películas según la Internet Movie Data Base y eso fue lo que me motivó a verla. Pensé que si es tan pero tan mala como dicen, debe valer la pena. Si la hubiera visto sin estar sobre aviso, este post estaría dedicado a exigir la pena de muerte por inmersión en estiercol del director, el productor y el guionista. Pero como ya me esperaba de antemano que fuera paupérrima, la película no me decepcionó, puedo decir que hasta la disfruté. Es realmente asombroso y digno de ver como alguien puede filmar semejante bazofia.

Como en las demás películas de esta misma línea, Scary Movie, Teen Movie, Super Hero Movie y similares, se supone que se trata de una parodia a un género cinematográfico. Pero no lo es, no está dedicada a las películas catástrofes sino que busca burlarse de la mayor cantidad de películas taquilleras del año anterior sin importar su género, en una mezcla cacofónica que va desde Juno a Hulk, pasando por High School Musical, Encantada, Sexo en la Ciudad, Step Up, Kung Fu Panda y Bewolf entre muchas otras. En lugar de darle aunque sea un mínimo de espacio al desarrollo del argumento, el director se esfuerza por apretujar la mayor cantidad de referencias a otras películas en el menor tiempo, sin preocuparse en encajarlas con el producto final. Como cuando cuando Kung Fu Panda, Bewolf o las de Sexo en la ciudad, aparecen de la nada y se ponen a combatir a los protagonistas sin ningún motivo, todo eso mientras afuera llueven meteoritos, soplan tornados y la atmósfera se congela repentinamente. Y lo peor es que las burlas a las películas parodiadas ni siquiera son graciosas. Durante todo el film no me reí ni una sóla vez, como mucho sonreí levenmente dos o tres veces.

Les dejo la sinopsis:


La producción de sinopsis también es un arte, en este caso el trailer es mejor que la película.

3 comentarios:

  1. Jur, no sé que es más curioso. Que tenga 1825 votaciones con 10. O que en teoría al grupo que más le gusta es a las mujeres de menos de 18 (ejem, mentira estadística intervalos de confianza y demás).

    Que conste que este tipo de porquería me suele entretener, incluso Casi 300 me llegó a gustar.

    ResponderEliminar
  2. La vi hace un par de días. Realmente tiene un ritmo terrible, también vi 2012 y prefiero ver Disaster Movie dos veces seguidas a tragarme esta pedazo de mierda en CGI de Emerich.

    ResponderEliminar
  3. Es flipante, pero justo la acabo de descargar del Ares para verla mañana... será causalidad.

    ResponderEliminar