viernes, 11 de abril de 2008

Imagine un mundo en el que cada ser humando pueda compartir libremente la suma de toda la pornografía

Tal como lo ha demostrado el Dr. Alan Zmud una y otra vez, vivimos en una mundo de pajeros. No se trata de nada nuevo, el ser humano, desde los remotos tiempos del homo erectus, siempre ha sido una criatura en extremo lujuriosa. La sexualidad humana siempre ha sido muy variada, nunca nos hemos conformado con consumar el acto, también hemos querido representarlo y reproducirlo mediante todos los medios y todas las técnicas: relatarlo, retratarlo, esculpirlo y firmarlo para luego deleitarnos visual y auditivamente. Como han señalado los más aclamados antropólogos, no es casualidad que en las pinturas rupestres hombres y mujeres nunca aparecieran vestidos.

Pero no ha sido sino hasta tiempos más recientes, que gracias a esa nueva herramienta a la que llamamos interné, hemos logrado acumular cantidades inabarcablemente pantagruelescas de pornografía. Ante semejante océano de cochinadas sólo queda preguntarse por dónde sumergirse. Google, siendo el buscador más popular es el primer puerto al que acuden los buzos inexpertos. Pero si usted busca una experiencia algo más educativa quizás prefiera sumarse a quienes exploran en la enciclopedia libre que cualquiera puede editar. Hoy en día no es necesario asistir a las clases prácticas de John Cleese, como en tantas otras áreas wikipedia tiene mucho más que ofrecer que el aula escolar. Vean por ejemplo la categoría más visitada de toda la wikipedia en español, Categoría: Actrices porno.

Pero no todo es color rojo-lápiz-labial. No todos comparten el mismo entusiasmo por estos aspectos del alma humana que quedan al descubierto gracias a las nuevas tecnologías. Zmud parece añorar aquella extraviada ilusión del romanticismo, al lamentarse de que busquemos más seguido la palabra sexo que la palabra amor. Yo, en lo personal, me siento más perturbado por el hecho de que la categoría razas de perro esté justo por encima de la categoría prácticas sexuales en nuestra lista de interés colectivo.


Datos de la imagen: aquí.

6 comentarios:

  1. Antes que nada, gracias por los enlaces. En cuanto al post, muy buena la reflexión final. Me cagué de risa con lo de los perros. En general, es muy ilustrativo lo de las categorías más visitadas de Wikipedia.

    ResponderEliminar
  2. No sé... creo que en "Tierra B" es más usado Yahoo que Google... Sin embargo, Altavista es más curioso en este aspecto, sobre todo si tenemos en cuenta su búsqueda de imágenes que las categoriza y todo... eso si que es un buscador que piensa en su consumidor XD XD XD

    Lo de los perros no me extraña... sobre todo sabiendo que España ocupa el segundo puesto en visitas a porno grafíainfantil... (41% de los españoles) así que el 59% restante serán zoofílicos...

    PD: Una de las razones porqué odio a los periodistas. "No dejes que la verdad te estropee una buena noticia" - Dicho por alguien

    ResponderEliminar
  3. No conocía ese dato. Las categorías de actores porno y hentai también están entre las más visitadas. Que pervertida es la gente. Yo no lo soy...

    ResponderEliminar
  4. Hey, felicidades, has creado tanto revuelo con este post, que de Menéame pasó a Barrapunto, y de ahí a 20 minutos, un periódico español gratuito de bastante tirada (bastante malo y sensacionalista, pero muy leído en cualquier caso).

    Ahora resulta que un montón de gente llegó a mi blog a través de los enlaces en este post (gracias otra vez, por cierto). Me recuerda lo que publicó una vez Dondado sobre el "efecto mariposa".

    ResponderEliminar
  5. En meneame y barrapunto los puse yo mismo. No me esperaba que llegara a la portada de ninguno de los dos, cuando vi que sí salió en barrapunto salté en una pata. Lo de 20 minutos me sorprendió muchó más, ahí sí ya fue un efecto dominó.

    Tanto éxito de esta noticia vuelve a requete-demostrar tu teoría, efectivamente: vivimos en un mundo de pajeros.

    ResponderEliminar